Debe tenerse en cuenta que esta web no pretende ser una guía de montaña que deba seguirse al pie de la letra, por lo que el autor no se hace responsable del uso que cada uno haga de la información descrita en estas páginas.
También se deberá contemplar, que algunas de las rutas aquí descritas pasan por propiedades privadas y para poder realizarlas se deberá contar con el preceptivo permiso de la propiedad.
Es lo más recomendable que los que quieran iniciarse en el senderismo, lo hagan a través de los clubs al efecto, además de federarse y contar con el preceptivo seguro de accidentes.
Antes de emprender cualquier actividad en la montaña, debemos informarnos de la previsión meteorológica y en el caso -poco recomendable- de ir solo, debe avisarse a los amigos o familiares de la ruta a realizar.
Respetemos siempre la Naturaleza, respetemos la propiedad privada y no dejemos en la montaña ningún rastro de nuestro paso.

El Cornador Petit por la cornisa y el Pas de s’Anglés

07-ene-2012+ fichaVer trackGalería de fotos
Fecha: 07-enero-2012
Circular:
Duración: 6h. 56' en total. 4h. 27' en movimiento según el GPS
Recorrido: 10,19 km.
Desnivel: Unos mil metros de acumulado positivo.
Época recomendable: Mejor si hace frío.
Equipo: Equipo básico de montaña, botas con buen agarre y ropa de abrigo en función de la época. También es recomendable una cuerda para poner como pasamano de seguridad en el Pas de s'Anglès
Agua: En la Font de cal Patró Lau, al principio y final de la ruta, en la Cova de ses Alfàbies, si ha llovido, y en la Font de l'Herua. De todos modos, siempre recomiendo llevarla.
Grado de dificultad: Muy difícil
Mapa: En el Tramuntana Central E-25 de Alpina está toda la zona, la mayor parte del itinerario a recorrer y los pasos, exceptuando el de Ses Lloses.
En febrero de 2003 ya hice el Pas de s’Anglés de la mano del GEM, y cuando Emilio Alonso publico en octubre de 2010 “La Cornisa des Cornadors” en la Última Hora, me volvió a recordar el paso y despertó las ganas de repetirlo.
Así que decidimos a subir al Cornador Petit, marcándonos tres pasos a realizar, el de Ses Lloses, el de s’Anglés y el d’en Careta.
Esta ruta no se parece en nada a la que realizamos en el 2003 y en esta ocasión no hemos seguido lo publicado por ninguno de nuestros amigos, si no, que hemos decidido el itinerario sobre el mapa, apoyados en alguna foto, en nuestros conocimientos de la zona y algo de intuición montañera.
Se trata de una ruta aunque no excesivamente larga, sí bastante exigente físicamente. La zona de la repisa de los Cornadors es difícil de transitar y está poco señalizada, por lo que recomiendo que la primera vez que se realice esta ruta sea de la mano de alguien que conozca la zona.
Empezamos dejando el coche en Biniaraix, en el camino de cas Patró Lau, en Biniaraix, cerca del lavadero. Arrimándonos bien a la pared se pueden dejar varios coches y está cerca del camino del Barranc, bien señalizado con letrero y baliza, que es donde iniciamos nuestra ruta.
En doce minutos, desde el inicio del camino, llegamos al desvío del Camí Vell de Cúber, también señalizado con una baliza, y que es por el que subiremos. Giramos a la derecha y enseguida a la izquierda pasando una barrera metálica. Seguimos el camino ascendente a tramos empedrado y en bastante buen estado.
A los 16’ pasamos junto a una caseta que tiene unos bloques de cemento apilados sobre un bancal. Después viene una curva cerrada a la derecha, y pocos metros más adelante, hay unas piedras dispuestas a modo de escalerilla que ayudan a subir a un bancal. Aquí tenemos el desvío a la Cova de ses Alfàbies, a la que llegaremos sin dificultad, en 4’, siguiendo los hitos, los rastros de senderillo y un tramo escalonado.
Una vez visitada la cueva, volvemos al camino y seguimos sentido ascendente, para pasar en 12’ por el Coll d’en Se. A partir de aquí el camino inicia una suave bajada hacia el Torrent de l’Ofre, al que no llegaremos por ahora.
Descendemos en dirección al torrente y pasamos junto a una caseta, Porxo de can Barranc, al amparo de una gran roca (9’) y pocos metros más abajo tenemos, a la derecha, el inicio del camino de s'Aladern, entre rocas junto a un pino. Enseguida vamos a la derecha entre bancales bastante rotos y encima de uno de estos bancales, entre grandes carrizos, el camino gira a la izquierda y pasa junto a una gran higuera (4’), va acercándose a las paredes y llegamos a un pequeño portell que da acceso al torrente (8’). No lo tenemos que cruzar y seguimos ascendiendo hasta llegar a una zona muy sucia de vegetación junto a unos peñascos (3’). Aquí el camino gira a la izquierda, pasando entre las peñas que quedarán a nuestra derecha y unos pinos a la izquierda. Seguimos el marcado camino y llegamos a una zona rocosa algo más amplia (7’) desde donde podremos ver, fijándonos bien en las paredes opuestas del torrente, unas piedras bien dispuestas que forman el Pas de ses Lloses.
Nos acercamos al cauce pasando sobre un amplio murete de contención y en las primeras rocas de la orilla opuesta encontramos alguna pequeña flecha roja que nos indica el lugar donde se inicia el paso, un poco más abajo a la derecha.
Después de atravesar el paso, damos a una zona de rocas y empezamos a bajar entre bancales con tendencia a la derecha. Pasamos junto al tronco seco de un árbol cortado con un hito de piedras encima (2’). Seguimos dirección Noreste, entre bancales, perdiendo la altura imprescindible para salvar las paredes que tenemos a nuestra derecha. Siguiendo los hitos y las pequeñas flechas rojas, llegamos al camino del Barranc en 10’.
Tomamos el camino sentido ascendente hasta llegar al desvío del Cornador, marcado con una baliza y al que llegamos en 23’ tras varias paradas para hacer fotos. Giramos a la derecha, dirección “Mirador de Xim Quesada – es Cornadors”.
Atravesamos el torrente y seguimos el camino que va ascendiendo y haciendo zigs-zags hasta llegar a un collado donde encontraremos a la derecha una piedra labrada con una flecha (16’). Justo detrás hay una piedra con un flecha roja que nos indica el inicio del camino hacia la cornisa des Cornadors.
A partir de aquí empieza la parte más complicada de la ruta. Bajamos un poco por un tenue sendero entre carrizos, primero dirección Norte, para girar poco después a Oeste para acercarnos a las paredes del Cornador Gran y pasamos junto a una balma bajo una gran hiedra (4’).
Seguimos dirección Oeste hasta pasar junto a una roca que recuerda la forma de la cabeza de un caballo de ajedrez (4’). En lugar de ir a la izquierda, como hicimos nosotros por error, debemos seguir de frente algo a la derecha para subir a una pequeña arista que tenemos delante. A la izquierda de la arista, pegado a las rocas, hay un pequeño paso, el Pas d’en Cama Curta, que debemos descender (6’).
No dejamos la dirección Oeste que seguíamos para acercarnos a las paredes en una zona de grandes hiedras, donde encontraremos una pequeña fuente, la Font de s’Heura, escondida entre los matorrales (13’) y pocos metros más adelante una balma en alto. Continuamos pegados a la pared, llegamos a un pequeño collado, el Coll de sa Paret (12’) con un resalte rocoso detrás al que subimos y desde el ya podemos divisar la cima del Cornador Petit. Bajamos unos metros para rodear el resalte por su cara oeste y bajar al collado del Cornador Petit que es donde se inicia el Pas de s’Anglés, a nuestra derecha dirección Noreste.
Después de subir a la cima del pequeño de los Cornadors, volvemos al collado para adentrarnos en la estrecha canal de inicio del paso. Encontramos una roca a modo de tapón que salvamos por la izquierda, y después de salvar una segunda roca bastante más pequeña, salimos de la canal por la izquierda. Hacemos una pequeña travesía y un pequeño desgrimpe. El tiempo hasta aquí desde el inicio del paso dependerá mucho de la cantidad de integrantes del grupo, de su habilidad y de si se monta cuerda de seguridad o no, cosa bastante recomendable ante cualquier duda.
Perdiendo muy poca altura y sin separarnos mucho de las paredes, vamos primero dirección Norte para ir girando a Noroeste, siguiendo restos de senderillo y algún hito. Atravesamos varias pequeñas rossegueras en busca de una arista con un pino y un hito en el mismo filo, a la que llegamos en 20’ desde la salida del Pas de s’Anglés.
Detrás de la arista, a la izquierda, tenemos un pequeño collado (2’) donde se inicia la aproximación al Pas d’en Careta. Seguimos las flechas rojas y los hitos que nos conducirán hacia un pino solitario, que es el punto de referencia para encontrar el paso. Nos ayudarán a descender unas piquetas de hierro clavadas en la roca y unos acebuches en una zona rojiza (11’).
Ahora las flechas rojas y los hitos nos conducirán hacia la rosseguera de Can Ribera por la que descenderemos por donde mejor podamos hasta la zona de bancales (34’). Salimos por la derecha para ir descendiendo entre los bancales sin alejarnos mucho de la rosseguera hasta encontrar una caseta adosada a una gran roca (11’).
Desde esta caseta a la izquierda dirección norte sale un camino que también irá entre bancales y que a los 7’ pasa delante de una nueva caseta. Pasamos por delante y seguimos la opción descendente hacia la izquierda y en 8’ estaremos de nuevo en el ya conocido camino del Barranc de Biniaraix. Vamos a la izquierda y en 12’ más llegamos al lavadero donde damos por concluida la ruta de hoy.
El grupo lo conformamos Pau, Toni, Xisco y Manolo.
 

Mapa de la ruta
 

Perfil de la ruta
 

La ruta en 3D
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *