Debe tenerse en cuenta que esta web no pretende ser una guía de montaña que deba seguirse al pie de la letra, por lo que el autor no se hace responsable del uso que cada uno haga de la información descrita en estas páginas.
También se deberá contemplar, que algunas de las rutas aquí descritas pasan por propiedades privadas y para poder realizarlas se deberá contar con el preceptivo permiso de la propiedad.
Es lo más recomendable que los que quieran iniciarse en el senderismo, lo hagan a través de los clubs al efecto, además de federarse y contar con el preceptivo seguro de accidentes.
Antes de emprender cualquier actividad en la montaña, debemos informarnos de la previsión meteorológica y en el caso -poco recomendable- de ir solo, debe avisarse a los amigos o familiares de la ruta a realizar.
Respetemos siempre la Naturaleza, respetemos la propiedad privada y no dejemos en la montaña ningún rastro de nuestro paso.

El Moletó de sa Granja por el Pas d'en Radó y el Comellar de sa Cassola

14-ene-2017+ fichaVer trackGalería de fotos
Fecha: 14-enero-2017
Circular:
Duración: 4 horas en total
Recorrido: Poco más de 7 km.
Desnivel: 455 m. de acumulado positivo
Época recomendable: Todo el año.
Equipo: Equipo básico de montaña y ropa de abrigo en función de la época.
Agua: No la encontramos en todo el recorrido
Grado de dificultad: Media, por la infinidad de caminos que hay que adivinar el correcto, por los tramos sin camino, como la aproximación al Pas d'en Radó y el propio paso, que no entraña ninguna dificultad especial, pero es bastante vertical y hay que emplear las manos.
Mapa: En el Mallorca Tramuntana Central E-25 de la editorial Alpina están todos los caminos que recorremos, el paso y la cima principal de hoy.
Subir por estos caminos al Moletó de sa Granja, nos permite conocer unas balsas de la finca de Superna, que imagino de uso ganadero y el Pas d’en Radó –que me enseñó Pep Torrens en mayo de 2015-. También transitaremos por un sinfín de caminos, zonas de explotación carbonera, hornos de cal y casi siempre dentro de unos magníficos y preciosos encinares. También tengo que destacar las magníficas vistas desde la modesta cima del Moletó de sa Granja, de tan sólo 675 m. de altitud.
Esta ruta la realicé dos días con poca diferencia entre ellos y por lo tanto la subo sólo una vez, con fotos de los dos días; el primero el 14 de Enero de 2017, con Ana Lliteras y Oscar Falcó y el segundo, el 21 de Febrero del mismo año con el grupo de Polissons.
Debe tenerse en cuenta, que casi toda la ruta discurre por propiedad privada, por lo que deberemos disponer de permiso previo de los propietarios, o solicitarlo amablemente al momento y tener la suerte de que no nos inviten, amablemente, a salir de sus tierras.
Iniciamos la ruta en el kilómetro 8,600 de la carretera Ma-1101 de Esporles a Puigpunyent; a la izquierda de la carretera hay espacio para dejar varios coches (WP01). Frente al aparcamiento, al otro lado de la carretera, veremos un cerramiento de rejilla, fácilmente superable por la esquina, donde hay una portezuela.
Entramos en una zona de cultivo y vamos por la derecha junto a una rejilla que encierra un viñedo. Tanto podemos cruzar el torrente (WP02) unos metros antes de llegar a la rejilla, como seguir un poco el sendero junto a ésta, para cruzarlo en un punto bastante evidente. Si hemos seguido esta última opción, al atravesar el torrente, nos encontraremos en medio de dos paredes de piedra en seco, donde giraremos a la izquierda. Casi enseguida, encontraremos otra pared seca frontal, donde giraremos a la derecha hasta un amplio camino, que seguiremos hacia la izquierda. Pero la mejor opción es la primera; cruzar antes de la rejilla, ya que se alcanza más fácilmente la pista que tenemos que seguir a la izquierda.
Por este amplio camino o pista, a 8’ del torrente, encontramos un establo moderno (WP03), que dejamos a la izquierda, para seguir en diagonal a la derecha, con el camino poco evidente.
Enseguida alcanzamos una zona de bancales, donde el camino se vuelve evidente, en ligera subida y dirección Noroeste. A pesar de ser un camino bien definido, a tramos escalonado, no es fácil de transitar por la cantidad de vegetación que entorpece el paso.
A unos 12’ del establo, llegamos a una portilla sin barrera (WP04), junto a una gran roca a la derecha y un horno de cal a la izquierda. A la izquierda de la portilla, en la pared, hay unos curiosos escalones incrustados para superarla cuando la portilla estaba cerrada.
Nuestro camino continúa por la derecha, girando enseguida a la izquierda y de nuevo a la derecha. Sube suavemente por en medio del encinar, pasando junto a bastantes restos de actividad carbonera. En esta zona hay que estar muy atentos para seguir el camino correcto, debido a las continuas curvas que va describiendo. A los 7’ de la portilla, encontramos una bifurcación, donde seguimos por el ramal de la derecha. En 3’ más, el camino sube junto a un promontorio rocoso, un cargador de carbonero y una sitja (era de carbonero).
Desde la sitja, subiremos en dirección a una barraca cuadrada (WP05), que dejaremos a la derecha, para continuar subiendo con fuerte pendiente. Guiados por los hitos y los restos de camino, nada fácil de seguir, subimos junto a unos pinos caídos y detrás de éstos, algo a la derecha, localizamos otra sitja con su barraca en buen estado de conservación (WP06). Continuamos subiendo por el lado izquierdo de la barraca, para encontrar enseguida, la primera de las dos balsas de Superna (WP07). Después, por un evidente camino, en ligera bajada y en la misma dirección que llevábamos, encontramos la segunda balsa a los pies de un árbol (WP08).
Desde esta segunda la balsa, seguimos bajando en la misma dirección, por un camino de carro, que se bifurca enseguida y tomamos la opción de la izquierda. Este nuevo camino, gira a la derecha, en ligera subida y construido sobre un margen de sostenimiento. En 7’ llegamos a un camino transversal (WP09), donde seguimos hacia la izquierda. En otros 5’, dejamos un ramal a la derecha y llegamos a un rancho de carbonero (sitja y barraca), situado en una pequeña explanada (WP10). Subimos por la derecha, para encontrar una pequeña cisterna, a los 3’ (WP11).
Desde la cisterna, vamos hacia la izquierda, en clara subida y sin camino, siguiendo los hitos, que nos irán acercando a las peñas de la derecha, en una travesía entre rocas, que en 15’, nos dejará a los pies del paso, junto a una encina y señalizado con dos pequeñas flechas rojas (WP12).
Este paso, el d’en Radó, aprovecha una grieta y una canal, para poner algunas piedras a modo de escalón y poder superar el roquedal. Después de la grieta inicial, bastante vertical, viene una canal bastante evidente y después de ésta, el terreno se allana (WP13). A la derecha encontramos unas rocas que son un excelente mirador natural para disfrutar de las vistas y donde habitualmente paramos para tomar un ligero bocado y reponer fuerzas.
Volvemos al sendero y seguimos dirección Norte, prácticamente sin camino y sin perder altura, hasta alcanzar una sitja (WP14), a los 5’. Pasada esta sitja, a la izquierda, arranca un precioso camino ascendente que realiza varias lazadas para salvar el desnivel. A los 4’ llegamos a otra sitja (WP15), donde parece morir este evidente camino. Desde aquí, seguimos estos hitos, dirección Noroeste, que es prácticamente la misma que llevábamos, hasta que los perdemos a los 4’ (WP16). Ahora vamos girando levemente a la derecha para continuar en suave bajada, hasta alcanzar una doble sitja en el centro del Comellar de sa Cassola (WP17). Subimos por el centro de la vaguada hasta alcanzar el Coll des Bous (WP18), donde giramos a la derecha, Este, hasta alcanzar en 10’ la cima del Moletó de sa Granja (WP19).
Después de las fotos de rigor y disfrutar de las vistas, iniciamos la bajada, por el lado contrario de la subida, siguiendo un hilo de hitos que nos llevarán, principalmente, dirección Este.
Así alcanzaremos una sitja (WP20) en 13’ y en otros 7’ llegamos a otra sitja (WP21), donde tomamos un evidente camino carbonero hacia la derecha, dirección Sur, que nos llevará hasta un collado (WP22). En el collado giramos a la izquierda por un camino que parece morir en una sitja (WP23). Seguimos bajando por el centro de la vaguada, siguiendo los hitos, hasta topar con un camino de carro transversal (WP24), que seguimos a la derecha, Suroeste, hasta alcanzar en 3’ el camino del Comellar de sa Cassola (WP25), que seguimos en claro descenso.
En 4’ pasamos por una nueva sitja (WP26) y poco después llegamos a un rellano donde hay una vieja bañera a modo de abrevadero. La pista claramente sigue por la izquierda, siempre en la misma dirección, Este, hasta llegar a las inmediaciones de una casa moderna, cerrada por una rejilla (WP27). Vamos por la derecha de la rejilla para retomar enseguida la continuación de la pista que llevábamos.
Ahora se trata de no dejar esta pista principal –del Comellar de sa Cassola-, hasta llegar a una portilla con barrera (WP28), pero que se puede pasar por el lado sin ninguna dificultad. Esta barrera da acceso al primer camino que tomamos por la mañana y que ahora seguimos hacia la izquierda para salir por otra barrera (WP29) a la carretera, que siguiendo hacia la derecha, llegamos en poco donde tenemos aparcados los coches (WP 01/30), cerrando el círculo y dando por concluida la ruta de hoy.



Recorte del mapa de la editorial Alpina con la ruta realizada



Perfil de la ruta con los datos más relevantes



La ruta en 3D. En esta vista he dejado los puntos de referencia más significativos


2 respuestas a “El Moletó de sa Granja por el Pas d'en Radó y el Comellar de sa Cassola”

  1. Llorenç Soler Sastre dice:

    Hola Manolo
    Bonita, muy completa i complicada ruta amigo, caminar por estos encinares requiere experiencia. Voy a tener que espabilarme y publicar las rutas pendientes, si no quiero verlas publicades en tu pàgina. Conozco la zona, no asi el paso. Hace unas semanas estuvimos en los alrededores, y bajamos por el comellar de sa Caçola, dejando el paso para otra ocasion. Tomo nota del recorrido para cuando queramos hacer este paso. Muy buena la publicación Manolo. Un abrazo i a seguir recuperándote.

    • MBarranco dice:

      Tú lo has dicho Llorenç, completa y complicada…pero complicada por la infinidad de caminos y desvíos. Ya verás que el paso, para montañeros experimentados como vosotros, no entraña ninguna dificultad.
      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *