Debe tenerse en cuenta que esta web no pretende ser una guía de montaña que deba seguirse al pie de la letra, por lo que el autor no se hace responsable del uso que cada uno haga de la información descrita en estas páginas.
También se deberá contemplar, que algunas de las rutas aquí descritas pasan por propiedades privadas y para poder realizarlas se deberá contar con el preceptivo permiso de la propiedad.
Es lo más recomendable que los que quieran iniciarse en el senderismo, lo hagan a través de los clubs al efecto, además de federarse y contar con el preceptivo seguro de accidentes.
Antes de emprender cualquier actividad en la montaña, debemos informarnos de la previsión meteorológica y en el caso -poco recomendable- de ir solo, debe avisarse a los amigos o familiares de la ruta a realizar.
Respetemos siempre la Naturaleza, respetemos la propiedad privada y no dejemos en la montaña ningún rastro de nuestro paso.

Miradores de las marinas de Son Olesa y Son Ferrandell

06-may-2017+ fichaVer trackGalería de fotos
Fecha: 06-mayo-2017
Circular:
Duración: Unas 4 horas en total y 3 h. 9' en movimiento, según el GPS
Recorrido: 6,71 km.
Desnivel: 388 m. de acumulado positivo
Época recomendable: Cualquiera
Equipo: Equipo básico de montaña y ropa de abrigo en función de la época.
Agua: No la hay en todo el recorrido.
Grado de dificultad: Media, por la dificultad de orientación o de seguir el camino correcto en tramos donde éste, prácticamente ha desaparecido.
Mapa: En el Mallorca Tramuntana Central E-25 de la editorial Alpina está marcado todo el recorrido y todos los miradores que visitamos.
La ruta de hoy nos lleva a recorrer la parte alta de los acantilados de las marinas de Son Olesa y Son Ferrandell (parte del territorio del Archiduque Luis Salvador), ofreciéndonos unas magníficas vistas sobre una buena parte de la costa Norte de la Serra de Tramuntana y de unos puntos muy interesantes como los miradores de Son Olesa y el de s’Escaleta, al principio de la ruta. Más adelante también pasaremos por los miradores de s’Hort de sa Cova, el Des Coloms y finalmente por el más emblemático de la zona; el del Puig de sa Moneda.
Aunque he recorrido la zona en bastantes ocasiones, me pareció muy interesante la forma en que unían todos estos miradores mis amigos del “cafetet”, Llorenç Soler y Andreu Magraner. Así que a ellos tenemos que agradecer –una vez más- la ruta de hoy, tal como la seguimos.
Iniciamos la ruta en la urbanización de Son Olesa, a la que llegamos por la carretera Ma-10 entre Valldemossa y Banyalbufar. Si vamos desde Valldemossa, poco antes del km. 73, encontraremos a la derecha el vial –asfaltado e indicado-, que nos adentra hacia la posesión de Son Olesa y la urbanización homónima. Seguimos el vial principal que acaba en una pequeña placeta circular donde podemos aparcar (WP01).
Empezamos visitando el mirador de Son Olesa, al que accedemos desde la misma plazuela, por uno de los lados de la barrera metálica fácilmente identificable. Este primer mirador, el de Son Olesa (WP02), en realidad son dos miradores a distinta altura, uno totalmente rectangular y el otro más bien curvo, con una rústica mesa de piedra junto a un banco, de piedra también. Normalmente desde aquí, podríamos ver una buena parte de nuestro recorrido, a la vez que un importante tramo de esta costa, cosa que hoy no podemos disfrutar por culpa de la niebla.
Así que no nos entretenemos mucho, regresamos a la plazuela del inicio y tomamos el vial hacia la izquierda –Este-, hasta el primer cruce (WP03). Aquí tomamos a la izquierda por un vial sin salida, que nos dejará junto a la barrera de acceso al mirador de s’Escaleta. Pasamos la barrera metálica de acceso al mirador por uno de sus lados y llegamos al mirador (WP04) en el momento que parece que empieza a levantar la niebla, permitiéndonos reconocer parte de la costa. Éste es un mirador sin paredes de protección y se debe andar con cuidado, ya que la rejilla que protegía el perímetro ha desaparecido.
Para seguir la ruta, buscamos en la izquierda del mirador un camino escalonado que lo rodea por su parte baja y se dirige, primero Noreste y después Este, a conectar con otro camino (WP05) que también baja de un vial de la urbanización. En este punto nos desviamos a la izquierda, en claro descenso, por el camino que sigue siendo evidente. Poco más abajo volvemos a conectar con otro camino (WP06) que igualmente baja del mismo vial de la urbanización y donde seguimos el ramal principal, que sigue por la izquierda, igualmente en bajada. Encontraremos alguna pequeña flecha, en ésta ocasión de color verde, que nos confirmará que estamos en el buen camino.
A partir de aquí el camino va descendiendo dirección Noroeste, pasamos por un pequeño estrecho entre rocas y llegamos hasta un roquedal, especie de balcón natural (WP07), donde hacemos un claro giro de 90º a la izquierda. Ahora el sendero discurre claramente hacia el Oeste, pero hay que tener cuidado, que al poco hay una bifurcación, que nosotros por error tomamos a la derecha y después tuvimos que rectificar a la mala para retomar el sendero que nos llevará hacia la Caseta d’en Gregori. Ese camino que tomamos por error, nos hubiese llevado hacia el Pas d’en Colom.
Retomado el buen camino, nos dirigimos hacia la Caseta d’en Gregori –o lo que queda de ella-, que reconoceremos fácilmente a nuestra derecha (WP08). Únicamente queda en pie algún tramo de pared. Hacemos la foto de rigor y regresamos al sendero que llevábamos, poco evidente, que ahora discurre dirección Sur durante unos 6’ aproximadamente, hasta llegar a la confluencia con el camino del mirador de s’Escaleta, junto a un roquedal. Este sendero baja directo desde el vial que une los dos primeros miradores. Aquí empieza a girar hacia la derecha -dirección Oeste-, sin camino claro, pero con hitos que nos ayudarán. Al poco podremos ver nuestro siguiente punto de referencia, que es una gran roca con un hito encima (WP09), al que se puede acceder sin ninguna dificultad.
Desde esta roca, hacia el Oeste, veremos nuestro próximo objetivo; la pared medianera entre las fincas de Son Olesa y Son Ferrandell. Los hitos nos irán dirigiendo hacia la cabecera de la pared, que cuelga sobre los acantilados y que constituye un perfecto mirador (WP10).
Pasamos la pared por un pequeño derrumbe y al otro lado seguimos el rastro de sendero y los hitos, que nos conducirán dirección Sur, hasta conectar con la amplia pista de s’Hort de sa Cova (WP11). Esta amplia pista o camino de carro la seguimos hacia la derecha, al principio en suave bajada y que irá ganando desnivel a medida que bajamos y se acerca a los altos riscos de la izquierda.
Después de una curva cerrada a la izquierda, vemos a la derecha un espolón rocoso (WP12), al que no podemos resistir subirnos para contemplar las vistas desde ahí arriba. Regresamos al camino, seguimos bajando y llegamos enseguida a un estrecho entre rocas con una barrera metálica (WP13), normalmente abierta y que se pasa sin ninguna dificultad.
En unos 3’ desde la barrera, el camino describe una curva cerrada a la derecha. En este punto abandonamos la amplia pista por la izquierda (WP14), para iniciar la subida por el antiguo camino de s’Hort de sa Cova. Es un camino bien marcado, con paredes de sostenimiento en algunos puntos y con una pendiente importante que nos hará sudar. En su parte alta está cerrado por una barrera metálica sin candar, que da acceso a un pequeño vial, donde a la derecha encontramos enseguida un moderno mirador; el mirador de s’Hort de sa Cova (WP15).
Después de visitar el mirador, vamos por este pequeño vial hasta la urbanización George Sand. Tomamos esta primera calle hacia la derecha, hasta pasar las últimas casas y llegar a un pequeño descampado, donde a la derecha encontramos el mirador Des Coloms (WP16). Visto el mirador y tomadas las fotos de rigor, volvemos a la calle y regresamos unos metros, para tomar a la derecha en el primer cruce. Esta calle la seguiremos hasta unas escalinatas –a la derecha- que nos subirán hasta la calle próxima al Puig de sa Moneda y junto al camino que nos acercará únicamente hasta la base del mirador, ya que actualmente está cerrado y no podremos acceder a su terraza superior (WP17).
Desde este mirador, bajamos por el lado contrario al que hemos subido, llegamos a la calle y vamos hacia la izquierda, para tomar a la derecha el primer vial escalonado que nos encontramos y que nos bajará hasta la siguiente calle, que también tomamos a la derecha, en claro descenso. Esta calle muere en una placeta redonda (WP18), donde –de frente- encontramos un camino entre los pinos, dirección Norte, que nos dejará en otra calle, muy cerca del punto de inicio. Antes de alcanzar esta última calle, tendremos que pasar una pared por una escalerilla, en un estado algo precario. Una vez en la calle, únicamente nos queda seguir a la izquierda, para alcanzar enseguida la plazuela (WP19) donde tenemos aparcado el coche y dar por concluida la muy interesante ruta de hoy.
Le agradezco a mi amiga Ana Carvajal que me haya acompañado en esta ocasión.



Recorte del mapa de la editorial Alpina con la ruta realizada





Perfil de la ruta con los datos obtenidos del GPS





La ruta en 3D






2 respuestas a “Miradores de las marinas de Son Olesa y Son Ferrandell”

  1. Llorenç Soler Sastre dice:

    Hola Manolo
    Molt bona publicació d’un recorregut fantàstic, al abast de tothom, transitant per un seguit de miradors i llocs realment espectaculars. Una de les millors coses de publicar les rutes que un fa, és la possibilitat que dona als altres, i que a vegades no se’ns ha ocorregut. Agraït per la cita… i salut Manolo.

    • MBarranco dice:

      Así es Llorenç, una sencilla ruta al alcance de la mayoría de montañeros y con unas vistas impresionantes. Siempre se deben citar las fuentes, sobre todo si vienen de amigos.
      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *