Debe tenerse en cuenta que esta web no pretende ser una guía de montaña que deba seguirse al pie de la letra, por lo que el autor no se hace responsable del uso que cada uno haga de la información descrita en estas páginas.
También se deberá contemplar, que algunas de las rutas aquí descritas pasan por propiedades privadas y para poder realizarlas se deberá contar con el preceptivo permiso de la propiedad.
Es lo más recomendable que los que quieran iniciarse en el senderismo, lo hagan a través de los clubs al efecto, además de federarse y contar con el preceptivo seguro de accidentes.
Antes de emprender cualquier actividad en la montaña, debemos informarnos de la previsión meteorológica y en el caso -poco recomendable- de ir solo, debe avisarse a los amigos o familiares de la ruta a realizar.
Respetemos siempre la Naturaleza, respetemos la propiedad privada y no dejemos en la montaña ningún rastro de nuestro paso.

Puig de n'Alí, des Grau y des Caragoler des Guix

08-dic-2012+ fichaVer trackGalería de fotos
Fecha: 08-diciembre-2012
Circular:
Duración: 4h. 56' en total y 3h. 17' en movimiento según el GPS
Recorrido: 9,51 km.
Desnivel: 920 m. de acumulado positivo
Época recomendable: Otoño, invierno, evitando los días lluviosos o de fuerte viento.
Equipo: Equipo básico de montaña, ropa de abrigo en función de la época y botas con buen agarre.
Agua: Según la época, al inicio y final en la Font des Guix. Siempre recomiendo llevarla.
Grado de dificultad: Muy difícil, por el desnivel, los tramos sin camino, las zonas kársticas y los resaltes rocosos.
Mapa: En el Tramuntana Nord E-25 de Alpina está toda la zona y los caminos más importantes.
La ruta de hoy nos hace pasar por tres cimas y sólo una de ellas es un “mil”. El Puig de n’Alí (1038m.) es el primero que ascendemos y el más fácil de los tres, al menos de subida. La bajada es otra historia. Los otros dos, aunque más bajos, presentan una ascensión algo más complicada, por lo que esta ruta sólo la aconsejo a montañeros experimentados.
Llegamos con el coche hasta el Coll de sa Batalla. Carretera MA2130, junto a la gasolinera cerca de Lluc. A otro lado del puente sobre el Torrent de Comafreda, el lado Sur, arranca la pista en dirección al Puig de Massanella y el Coll de sa Línia, marcada con una baliza del GR222, en dirección a Caimari, que es donde realmente se inicia la ruta. Pasamos junto a la Font des Guix (2’) a nuestra derecha. En 2’ más llegamos a un punto, donde nuestra pista describe un giro cerrado a la derecha, que es por donde seguimos. Recto iríamos en dirección a Caimari, como figuraba en la baliza del GR.
A partir de aquí seguimos la pista principal en dirección al Coll de sa Línia, pero antes pasamos por la barrera donde está la garita (10’) donde debemos pagar si encontramos al guarda de Comafreda. Más adelante dejamos a la derecha la pista que lleva a las casas (7’) y en 9’ más llegamos a una bifurcación, donde tomamos a la izquierda. Ahora sin dejar la pista principal, en suave ascenso, llegamos al Coll de sa Línia (17’), claramente reconocible por los dos pilones a la derecha.
En el collado hacemos un giro de 90º a la izquierda y siguiendo los hitos y el sendero, iniciamos el ascenso con una pendiente importante hacia el Puig de n’Alí. Antes de la cima llegamos a un pequeño rellano (20’) donde encontramos hitos que también van hacia la derecha. Seguimos los de la izquierda, apoyados por marcas de pintura, que son los que nos llevan, por la izquierda, hacia la cima rocosa del Puig de n’Alí (4’). En la cima, hay una roca plana que, a modo de techo, ofrece un buen resguardo que no dudamos en emplear. Las vistas desde aquí, si el día acompaña, son espectaculares, pero hoy no tenemos demasiada suerte. Así que aprovechamos el resguardo para reponer fuerzas antes de iniciar el descenso.
El descenso lo iniciamos desandando unos metros, para bajar de las rocas de la cima, y enseguida que podemos vamos hacia la derecha, dirección Noreste, sin sendero, bajando entre rocas y vegetación, hasta llegar a una roca lisa que conforma un espolón que sorteamos por la izquierda (8’).
Continuamos descendiendo, dirección Este, sin alejarnos mucho de las paredes rocosas de nuestra derecha, buscando siempre la opción más fácil, ya que apenas encontramos hitos. Cuando el terreno se empieza a complicar, optamos por separarnos ligeramente de las paredes, adentrándonos en el espeso pinar. La frondosa vegetación hace la bajada, hasta el Torrent de sa Coveta Negra, bastante incómoda. En el torrente, vamos a dar junto a la sitja donde está marcada la salida hacia el Pas de n’Arbona. Hemos tardado 51’ en bajar desde el espolón rocoso. Vamos a ver el paso –que está a un minuto escaso-, para hacer la foto y marcarlo con el GPS.
Volvemos a la sitja y nos fijamos en el hito de su lado Norte, donde se inicia el ascenso hacia la segunda cima de la ruta de hoy, el Puig des Grau. Al principio encontramos escrito sobre una piedra la palabra PUIG, con una flecha, algo borrosas por el paso del tiempo. No hay que dejarse engañar, porque aunque parezca al principio que tendremos una subida cómoda, no será así. A los 10,’ después de haber empleado las manos para superar o rodear alguna pequeña roca, nos encontramos ante un resalte rocoso de varios metros de altura, que remontamos por una grieta que facilita el ascenso.
La siguiente dificultad la superamos por la izquierda, haciendo una corta travesía en una cornisa rocosa (6’). Y todavía nos queda otra grieta más (2’) donde volvemos a emplear las manos antes de llegar a una pared de piedra en seco (2’), que pasamos, para ascender a la cima del Puig des Grau (4’), rodeándolo por la izquierda.
De la cima del Puig de Grau, bajamos por el mismo itinerario de subida, pero sin llegar a la pared de piedra en seco. Buscamos los hitos, que hacia la derecha, dirección Noreste, nos irán conduciendo por un sendero entre pinos y matorrales, hacia el Puig Caragoler des Guix. Superamos unas grandes rocas, a nuestra izquierda, empleando los manos (10’) y a partir de aquí nos vamos adentrando en una zona kárstica, donde debemos avanzar con suma cautela. Pasamos cerca de una roca con un agujero, que queda algo más alta –en la arista- a nuestra izquierda (8’) y cuando tenemos a la vista la cima, desde un pequeño rellano lleno de carrizos, en lugar de seguir recto –que seguramente sería más difícil-, seguimos los hitos dando un pequeño rodeo por la derecha para alcanzar la cima (8’) donde encontramos una cruz con una placa del Grup es Voltors.
La bajada del Puig Caragoler des Guix nos es fácil, debido a la zona kárstica que debemos atravesar y que nos obliga a emplear las manos y el equilibrio continuamente.
Iniciamos la bajada dirección Noreste y enseguida los hitos nos van derivando hacia la derecha, para después hacerlo hacia el lado contrario hasta dejar esta zona complicada al llegar a un sitja (20’). En la sitja los hitos nos llevan hacia la derecha para adentrarnos en el pinar. Al poco perdemos los hitos y optamos por bajar recto, sin camino ni señales, hacia el Camí Vell de Lluc (GR222). Toda esta bajada la realizamos dirección Estesureste, y a la mitad nos damos cuenta que los hitos van algo más a la derecha. Como podemos avanzar sin dificultad, optamos por seguir en la misma dirección. Así llegamos al Camí Vell de Lluc (23’ desde la sitja) junto a un mirador, poco antes del Salt de la Bella Dona, donde se acaba la parte complicada de esta ruta.
Después de un pequeño respiro y de disfrutar de las vistas, vamos hacia la izquierda, dirección Norte siguiendo la amplia y cómoda pista. Pasamos por una brecha abierta en la roca (5’), Sa Bretxa Vella, y por delante de una construcción abandonada (6’), poco antes de desembocar en la pista que sube hacia Comafreda y el Coll de sa Línia (2’), que habíamos transitado por la mañana, de subida. Continuamos recto y llegamos al punto de la carretera, junto al puente, donde habíamos dejado el coche a primera hora en 4’ más, dando por concluida la ruta de hoy.
 

La ruta en 3D


 

Perfil de la ruta


 

Mapa de la ruta

4 respuestas a “Puig de n'Alí, des Grau y des Caragoler des Guix”

  1. Llorenç Soler Sastre dice:

    Increíble ruta Manolo. Conec els cims, però mai els he fet seguits, i molt manco la baixada de n’Alí. Al Caragoler tens la sensació d’anar en avió. Enhorabona! i salut Manolo per fer camí.

    • MBarranco dice:

      Efectivamente Llorenç, es una ruta impresionante. Hacía tiempo que le teníamos ganas a las tres cimas seguidas y aunque el tiempo no acompañó demasiado, mereció la pena.
      Gracias por comentar y un abrazo.

  2. Hola Manolo:
    Hice estas tres cimas hace ya años con unos buenos amigos, pero con un añadido: Salimos de Caimari y subimos al Puig de Sa Creu, y al de Sa Fita para alcanzar N’Alí. Recuerdo con horror la zona kárstica del Caragoler. Una «matada» que hoy ya no podría realizar.
    ¡¡Feliz 2013!!
    Y un afectuoso abrazo,

    • MBarranco dice:

      Hola Emilio,
      Si como la hemos hecho nosotros, me ha parecido dura, no quiero imaginarla partiendo desde Caimari.
      Gracias por comentar y salud para realizar muchas y buenas rutas en el 2013.
      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *