Debe tenerse en cuenta que esta web no pretende ser una guía de montaña que deba seguirse al pie de la letra, por lo que el autor no se hace responsable del uso que cada uno haga de la información descrita en estas páginas.
También se deberá contemplar, que algunas de las rutas aquí descritas pasan por propiedades privadas y para poder realizarlas se deberá contar con el preceptivo permiso de la propiedad.
Es lo más recomendable que los que quieran iniciarse en el senderismo, lo hagan a través de los clubs al efecto, además de federarse y contar con el preceptivo seguro de accidentes.
Antes de emprender cualquier actividad en la montaña, debemos informarnos de la previsión meteorológica y en el caso -poco recomendable- de ir solo, debe avisarse a los amigos o familiares de la ruta a realizar.
Respetemos siempre la Naturaleza, respetemos la propiedad privada y no dejemos en la montaña ningún rastro de nuestro paso.

Puig de ses Covasses y Moleta de Binifaldó desde el Coll de sa Batalla

10-dic-2021+ fichaVer trackGalería de fotos
Fecha: 10-diciembre-2021
Circular:
Duración: Unas 4 horas en total. 3 horas y 40 minutos en moviemiento, según el GPS.
Recorrido: 8,78 km.
Desnivel: Unos 460 m. de acumulado positivo.
Época recomendable: Todo el año.
Equipo: Equipo básico de montaña y ropa de abrigo en función de la época.
Agua: Al inicio en el restaraurante del Coll de sa Batalla -si está abierto- y en la Font de s'Ermita, a pesar de estas posibilidades, siempre recomiendo llevarla.
Grado de dificultad: Media, por el desnivel, la subida poco señalizada a ambas cimas y la bajada desde la Moleta de Binifaldó.
Mapa: En el Mallorca Tramuntana Norte E-25 de la Editorial Alpina, están los caminos y los puntos de referencia más importantes. No están señalizadas las subidas a las cimas ni la bajada de la Moleta de Binifaldó.
Hoy, el grupo de Polissons, realizamos una ruta por la zona de Lluc, pero sin acercarnos al monasterio, que veremos desde lejos. Iniciamos la ruta en el Coll de sa Batalla, subimos al Puig de ses Covasses, bajamos al Coll Pelat, subimos a la Moleta de Binifaldó, y de retorno pasamos por el mirador de Son Amer del Fomento de Turismo y por s’Ermita de Son Amer y su fuente.
Para iniciar la ruta, aparcamos en las inmediaciones del Coll de sa Batalla y empezamos a caminar por el descampado que hay a la derecha de la gasolinera y el restaurante, paralelos a la pista que se adentra en el bosque, pero accediendo de forma más fácil desde la carretera, donde hay un tramo sin alambrada.
Una vez retomamos la pista, después de la barrera, la seguimos adentrándonos en el pinar, dirección Este. El amplio camino va subiendo suavemente, hace un requiebro a izquierda y derecha y a los 13’, en un suave giro a la derecha, lo abandonamos (WP 02) para seguir recto buscando la loma que nos llevará hacia el Puig de ses Covasses. No hay camino evidente, pero sí algún rastro de sendero y algún hito escondido que nos ayudará a seguir avanzando en la buena dirección.
En unos 5’ dejamos una caseta a la izquierda e inmediatamente después pasamos una pared seca (WP03). También tendremos que sortear pinos caídos hace tiempo, pero que no nos deben apartar demasiado de la parte más alta de este cerro, que es por donde llegaremos a la cima. Para acceder a la cima del Puig de ses Covasses (WP04), tendremos que pasa de nuevo la pared seca de separación de términos, esta vez hacia la izquierda.
Una vez alcanzada la cima y hechas las fotos de rigor, pasamos de nuevo la pared hacia el otro lado (el que subíamos), para iniciar la bajada dirección Noreste. Unos hitos nos irán ayudando a seguir el mejor itinerario, hasta alcanzar el evidente y cómodo camino que inicia una bajada serpenteante al cruzar una portilla sin barrera (WP05). Este bonito camino, limpiado hace unos años, nos llevará hasta el GR221, que seguiremos hacia la derecha –Norte- hasta llegar al Coll Pelat, donde pasaremos la escalerilla –botador- (WP06) y continuaremos en el mismo sentido. Dejaremos primero a la derecha el camino que baja hacia Alcanella y después a la izquierda la amplia pista que baja hacia Menut. Siguiendo por el GR221 y a unos 100 metros de la bifurcación de la pista de Menut, dejamos la amplia pista (WP07), para adentrarnos por la izquierda en el bosque, buscando un tenue sendero y algún hito que nos irán ayudando a ganar altura sin separarnos mucho de los acantilados de la izquierda.
Cuando hayamos ganado altura, podremos ver la cima que distinguiremos por tener cerca unas placas solares bastante visibles y una antena prácticamente en la misma cima. Marco el WP08 correspondiente a la cima, en un espolón separado unos metros de la antena, en dirección Noreste.
La bajada la iniciamos hacia la derecha –en sentido subida-, dirección Sureste, sin camino evidente, buscando el mejor paso. Encontramos algún esporádico hito, pero en general no es una bajada complicada, ya que el terreno es bastante escalonado y los pequeños canchales que encontramos, los sorteamos por los laterales, sin mucha complicación. Bajando con cuidado por el empinado encinar, llegamos a dos sitjas –eras de carbonero- bastante seguidas y metros después al GR221 (WP09), que por la izquierda viene del Coll des Pedregaret. Lo seguimos hacia la derecha, pasaremos por un collado donde hay una caseta en ruinas a la izquierda (WP10), después por el punto donde lo habíamos abandonado (WP07) y también por la escalerilla del Coll Pelat (WP06).
Después de la escalerilla bajamos de frente -más recto que en el camino de subida- y en el siguiente cruce vamos a la derecha para llegar hasta el mirador de Son Amer del Fomento de Turismo (WP11).
Regresamos al GR por el mismo camino y ahora lo seguimos a la derecha, en bajada, dirección Sur. Al poco dejamos a la izquierda el camino por el que bajamos del Puig de ses Covasses y algo más abajo, pasamos junto a un horno de cal, a nuestra derecha (WP12). Bajando en la misma dirección, alcanzamos un desvío a la derecha. Pocos metros más abajo en la misma dirección, encontramos el letrero indicador de la Font de l’Ermita. La fuente queda un escalón más abajo a la derecha. Vista la fuente (WP13), tomamos el desvío que habíamos visto a la derecha, que nos conducirá hasta la Ermita de Son Amer (WP14), sólo visible exteriormente. El interior está cerrado con una verja de hierro con candado, pero no parece que albergue grandes tesoros en su interior.
Visto el entorno de la ermita, tomamos hacia la izquierda el camino que hay unos metros más abajo, que discurre dirección Sur. Llegamos a un primer cruce donde seguimos resto –a la izquierda ascendente volveríamos a la fuente- y un segundo cruce o bifurcación, donde hacia la derecha baja un camino empedrado, que es la continuación del GR y que nos llevaría hacia el refugio de Son Amer; aquí seguimos recto, prácticamente sin desnivel y así iremos bajando suavemente hasta una pared con rejilla que nos cierra el paso. A la derecha hay un escalerilla, pero que en esta ocasión no pasamos; vamos hacia la izquierda paralelos a la pared con rejilla, llevando la carretera justo al otro lado de la pared.
Así, por este senderillo bastante marcado, llegamos al punto donde se acaba la pared con rejilla y podemos acceder fácilmente a la carretera. Ahora no nos queda más que seguirla unos metros para alcanzar el Coll de sa Batalla, donde tenemos aparcados los coche y dar por concluida la bonita ruta de hoy.
El grupo lo formamos Eva, Esteban, Goma, Guti, Javi, Toni y Manuel.


Recorte del mapa de la Editorial Alpina con la ruta realizada



Perfil de la ruta con los datos más relevantes



La ruta en 3D


2 respuestas a “Puig de ses Covasses y Moleta de Binifaldó desde el Coll de sa Batalla”

  1. Llorenç Soler Sastre dice:

    Hola Manolo
    Amb aquesta volta queda clar que per pujar a la Moleta i ses Covasses hi ha moltes opcions. El grup al que pertanyia abans, soliem pujar sovint a sa Moleta, i sempre fèiem aquesta baixada que heu fet voltros. No fa massa temps que noltros hi ferem un tomb parescut al vostre. Tot plegat perfecte, publicació, fotografia… Una aferrada… i salut.

    • MBarranco dice:

      Hola Llorenç,
      Realmente es una vuelta muy interesante con unas vistas preciosas y no complicada para montañeros acostumbrados a moverse «fuera camino». Seguro que la repetiré.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *