Debe tenerse en cuenta que esta web no pretende ser una guía de montaña que deba seguirse al pie de la letra, por lo que el autor no se hace responsable del uso que cada uno haga de la información descrita en estas páginas.
También se deberá contemplar, que algunas de las rutas aquí descritas pasan por propiedades privadas y para poder realizarlas se deberá contar con el preceptivo permiso de la propiedad.
Es lo más recomendable que los que quieran iniciarse en el senderismo, lo hagan a través de los clubs al efecto, además de federarse y contar con el preceptivo seguro de accidentes.
Antes de emprender cualquier actividad en la montaña, debemos informarnos de la previsión meteorológica y en el caso -poco recomendable- de ir solo, debe avisarse a los amigos o familiares de la ruta a realizar.
Respetemos siempre la Naturaleza, respetemos la propiedad privada y no dejemos en la montaña ningún rastro de nuestro paso.

Sa Bombarda y s'Esperó de Son Ferrandell, desde s'Estret de Valldemossa

01-dic-2012+ fichaVer trackGalería de fotos
Fecha: 01-diciembre-2012
Circular: No
Duración: 5h. 24' en total y 4h. y 18' en movimiento según el GPS
Recorrido: 13,83 lm.
Desnivel: Aunque no culminamos ninguna cima importante, el programa arroja 1200 m. de acumulado positivo
Época recomendable: Todo el año
Equipo: Equipo básico de montaña y ropa de abrigo en función de la época.
Agua: La única recomendable la encontramos al final de la ruta en la Font de na Llambies. Siempre recomiendo llevarla.
Grado de dificultad: Media, por los tramos de difícil orientación, la distancia a recorrer y el desnivel.
Mapa: En el Tramuntana Central E-25 de Alpina, está toda la zona y los principales caminos que recorremos.
La ruta de hoy no entraña ninguna dificultad técnica, pero a cambio nos hará sudar en las subidas, tanto  a Sa Bombarda y la Mola de Son Ferrandell, como a la comuna de Valldemossa. También se debe tener en cuenta que no es fácil la orientación, sobre todo, desde el primer encuentro con el GR221, en el Pla de Sa Mola (Mola de Son Pacs) y hasta que lo volvemos a reencontrar en el punto que nos baja hasta el Coll de Sant Jordi.
Al no ser circular, dejamos un vehículo en Valldemossa –fuera de la zona de ORA- que es donde acabaremos la ruta y con el otro bajamos hasta s’Estret de Valldemossa, que es donde empezaremos. Aparcamos en la zona Oeste de la carretera, junto al puente.
Empezamos a caminar de espaldas a la carretera, por la pista asfaltada que lleva a la posesión de Son Brondo, pero la abandonamos enseguida para pasar por el amplio portillo o derrumbe que tenemos a la izquierda y donde podemos a cero el cronómetro.
Pasamos un portillo con una barrera metálica rota (1’) y a la primera ocasión vamos en oblicuo a la izquierda, por un camino ascendente (1’), alejándonos de la pared de piedra que llevábamos a la derecha. Atravesamos una sitja (1’) y pasamos junto a una roca en difícil equilibro (2’), a nuestra izquierda. Llegamos a la zona del derrumbe de hace pocos años y la pasamos por su parte baja (3’). El camino vuelve a tomar la altura anterior al derrumbe y pasamos junto a un antiguo aljibe (2’). Poco después pasamos junto a una gran roca a nuestra derecha, con marcas de pintura (2’). Poco después de la gran roca, tenemos que seguir el sendero y los hitos que nos guiarán en sentido ascendente, pegados a las paredes de la izquierda hasta llegar a la pared de un solitario bancal (15’).
Superamos la pared por las piedras dispuestas a modo de escalera. Después nos iremos separando poco a poco de las paredes, dirección Suroeste. Dejamos a la derecha una sitja con su barraca (9’) y poco más arriba pasamos junto a un viejo aljibe descubierto (4’). Pocos metros más arriba tenemos la pista (1’), que tomamos a la izquierda y por la que bajaremos después. Esta pista acaba en una zona carbonera, sitja y barraca (5’), pero que por su lado izquierdo, continúa a modo de camino y nos deja junto a una pared de piedra en el collado (3’).
Al otro lado suele haber un “coll de filat”, en esta época bien arreglado. No atravesamos la pared, si no que seguimos los hitos de la izquierda que nos conducen, siempre pegados a ésta, hasta la cota 541 del Morro de sa Bombarda (8’), junto a unas antenas. Desde aquí hay unas espléndidas vistas sobre Valldemossa y sobre la bahía de Palma.
Después de las fotos de rigor, volvemos sobre nuestros pasos hasta el punto donde tomamos la pista (13’) y continuamos por ella en sentido descendente hasta llegar a un bifurcación (2’). Vamos por la opción de la izquierda, ascendente, siguiendo los hitos y las marcas de pintura que nos conducen hasta un collado cerrado por una pared (14’). Antes había un portillo, pero ahora está tapiado, por lo que superamos la pared por un pequeño derrumbe algo más a la izquierda. Continuando en la misma dirección -anterior al paso de la pared-, encontramos una pista junto a una caseta y un aljibe tapado, muy bien conservados (2’).
Seguimos esta pista hacia la derecha, en claro ascenso. Al acabar la subida, a la izquierda tenemos un grupo de cuatro pinos (10’) que nos indican el punto, donde sin camino y prácticamente sin desnivel, nos salimos de la pista, también hacia la izquierda, para llegar hasta el Puig des Boixos (3’), marcado con un vértice geodésico. Volvemos a la pista (3’) para continuar en la misma dirección que llevábamos, Oeste. A partir de aquí empieza a descender, haciendo varias lazadas. Obviamos una pista secundaria a la derecha (14’), y así llegamos a una pista asfaltada (2’). Esta pista asfaltada la seguimos por la derecha. Pasamos una barrera metálica (2’), abierta, y llegamos hasta una caseta-refugio de cazadores, la Caseta de Sa Mola (4’).
Pasamos el amplio portillo sin barrera de la derecha y continuamos por la pista –ahora sin asfalto-, prácticamente en la misma dirección que la anterior. Llegamos a un cruce con un horno de cal (7’) y tomamos la opción de la derecha. Obviando cualquier ramal secundario, llegamos al GR221 (5’), que por la izquierda, viene de la zona de Esporlas. Lo tomamos hacia la derecha, pero la siguiente bifurcación (2’), muy cerca, tomamos a la izquierda, abandonando el camino principal, el GR221. Este otro camino, al principio muy evidente, va girando poco a poco a la derecha, hasta ponerse en paralelo al GR. Pasa junto a una zona carbonera (4’) - sitja, barraca y horno- a la izquierda, y va girando a la izquierda, para pasar por otra serie de sitjas y barracas (4’). Cuando vemos que el camino no tiene continuidad (2’), buscamos los hitos que nos llevarán ligeramente a la izquierda, siempre ascendente, acercándonos a los acantilados sobre Son Cabaspre (9’). Asomándonos a éstos tendremos unas magníficas vistas sobre la zona de Esporles. Continuamos subiendo, sin alejarnos mucho de los acantilados, y después de pasar por la parte más alta de Sa Mola, yendo siempre ligeramente hacia la izquierda, llegamos al espolón de Son Ferrandell (20’).
Aprovechamos para reponer fuerzas y disfrutar de las magníficas vistas de la sierra en general y de la zona de Esporles y la marina de Valldemossa en particular.
La bajada la iniciamos también junto a los acantilados, pero en el lado opuesto a la subida, llevándolos igualmente a nuestra izquierda, pero lo que vemos ahora es la zona de Valldemossa. Seguimos los hitos, no fáciles de encontrar, en dirección Este, que nos van alejando ligeramente de los acantilados, hasta que damos en un camino (13’), poco claro al principio, que sigue en nuestra misma dirección. Este camino llega a un punto que describe un giro brusco a la derecha (3’). Aquí tomamos la opción menos clara, la de la izquierda, marcada con un hito. Pasamos una zona rocosa donde parece que se difumina el sendero, pero no tendremos ningún problema en reencontrarlo si seguimos en la misma dirección. Poco después llegamos a una nueva sitja y barraca (9’), donde volvemos a confluir con el GR221 que viene por la derecha.
Atravesamos la sitja en la misma dirección y al poco dejamos a la izquierda una pared, desde la que hay otra opción de bajada, pero que no es la que tomamos hoy. Seguimos el evidente camino, hasta que a la izquierda se adentra en una amplia grieta (4’) cerrada por una pared de piedra con rejilla, que pasamos por la izquierda. El sendero del otro lado, nos conducirá sin problemas, llevando casi siempre una pared de piedra a nuestra izquierda, hasta el Coll de Sant Jordi (12’).
En el collado encontramos un portillo con una barrera metálica –siempre abierta-, por el que pasamos lado contrario de la pared. A partir de aquí, seguimos en el mismo sentido, a este otro lado de la pared, y en fuerte subida hasta la comuna de Valldemossa. En esta zona el camino está muy marcado y no tenemos ningún problema en seguirlo. Ya en su parte alta, pasa junto a una caseta en ruinas (31’), otra caseta y una pared (2’), un aljibe descubierto con varias paredes de filtrado (6’), un portillo con barrera metálica (5’) –sin candado- y un aljibe tapado con una caseta en ruinas detrás (2’), donde dudamos un poco. Pero si nos fijamos, vemos que el camino continúa claramente por la izquierda, pasa por otro portillo (2’), sin barrera y empieza a mostrarnos algún tramo del antiguo empedrado y preciosas vistas sobre Valldemosa, la cartuja y algo más a la izquierda el Molí de sa Beata.
Pasamos un tramo de camino flanqueado por una rejilla a la derecha y desembocamos en la Font de na Llambies (15’). Continuamos bajando dejando las casas a la derecha, pasamos la barrera metálica, y al llegar al bosquecillo donde el camino se bifurca (2’), tomamos a la derecha. Este camino desemboca en una pista (1’), hormigonada en este tramo, que hacia la izquierda en suave bajada nos dejará en la entrada de Valldemossa, junto a los jardines de la cartuja (6’), donde podemos dar por concluida la ruta de hoy, aunque nos quede llegar hasta el coche que dejamos a primera hora de la mañana.
 

Mapa de la ruta


 

Perfil ruta


 

La ruta en 3D

4 respuestas a “Sa Bombarda y s'Esperó de Son Ferrandell, desde s'Estret de Valldemossa”

  1. Hola Manolo:
    Magnífica ruta que he recorrido muchas veces. El texto, como siempre, muy bien redactado y con mucho detalle. Y las fotos muy bonitas.
    Un abrazo y ¡¡Felices Fiestas!!

  2. Llorenç Soler Sastre dice:

    Hola Manolo, preciosa ruta, i com comentes cal anar en compte. Fa temps la tenim a la llista. Encara que sa nostra idea era baixar des del coll de Sant Jordi cap a Son Brondo. Saps si hi ha cap problema de pas per tornar fins a s’Estret?. Enhorabona per aquesta nova ruta, i salut per fer camí.

    • MBarranco dice:

      Hola Llorenç, nunca he vuelto hacia Son Brondo. Siempre he acabado en Valldemossa. Sé que por Son Brondo se puede pasar, pero se debe pedir permiso antes. Nunca he pasado y no tengo claro como está el tema.
      Siento no poderte ayudar más. Saludos.

Responder a Llorenç Soler Sastre Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *